La prueba científica en la investigación de los delitos

Contenido principal del artículo

Autores

Irvin Castro M.

Resumen

Las ciencias forenses, han jugado un papel importante dentro de la Administración de Justicias, en los innumerables delitos que a diario ocurren en nuestro país. La prueba científica ayuda a esclarecer muchas veces un hecho punible, sin embargo, el trabajo en equipo es fundamental con los demás intervinientes en el proceso (Ministerio Publico, Policía Nacional, Órgano Judicial, Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses), este último encargado de recabar la información forense, desde el lugar de intervención, ubicación, fijación, recolección, embalaje, traslado y análisis de los indicios en los laboratorios forenses de manera identificativa, cualitativa y cuantitativa para ayudar a identificar responsables de los hechos que se están investigando. Las ciencias forenses son cambiantes y se hace necesario una serie de capacitaciones y entrenamientos relacionados al uso de equipo forense, competencia de los peritos y las normas de calidad para poder enfrentar los diferentes avances delictivos que son utilizados por los grupos de delincuencia organizada en todo el territorio nacional. La aplicación de la cadena de custodia, cada vez que se descubre un indicio para   garantizar la identidad, autenticidad, preservación, almacenamiento, seguridad, mismidad y continuidad del mismo desde su hallazgo hasta la disposición final, cuando el Fiscal encargado de litigar en juicio oral lo presenta como evidencia y dependiendo de su argumentación, su teoría de caso y el nivel de convencimiento ajustados a las normas y respeto del debido proceso, llega a ser valorado por la preservación, almacenamiento, seguridad, mismidad y continuidad del mismo desde su hallazgo hasta la disposición final, cuando el Fiscal encargado de litigar en juicio oral lo presenta como evidencia y dependiendo de su argumentación, su teoría de caso y el nivel de convencimiento ajustados a las normas y respeto del debido proceso, llega a ser valorado por el juez para tomar una decisión judicial; ya sea de culpabilidad o inocencia del acusado. Sin embargo, la participación pericial es importante al momento que el perito es interrogado por su actuación pericial en el proceso, la cual debe ser objetiva e imparcial, siempre recordando que es hombre de ciencia en donde toda su actuación es verificable, ya que existen leyes y protocolos establecidos a nivel nacional e internacional ajustado a las buenas prácticas forenses.1 Ante la llega de la pandemia (covid-19), se ha hecho necesario que se revisen y actualicen los protocolos científicos establecidos para la intervención en el lugar de los hechos, producto de muertes violentas o muertes sospechosas, como se establece en el código procesal penal y los protocolos propios del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, esta última ha enviado a todos sus peritos tanto de escena del crimen como de medicina legal que extremen las medidas de seguridad cuando deban acudir a la escena de una muerte violenta a recabar indicios y exista sospecha que el interfecto pueda ser portador del coronavirus. Dentro de las recomendaciones es obligatorio el uso de equipo de protección individual/personal (conocidos como EPI/EPP) y una vez desechados adopta nuevas medidas de seguridad, tanto en los equipos utilizados, vehículos y oficinas.

Palabras clave:

Detalles del artículo

Licencia

Los manuscritos enviados a la Revista CATHEDRA deben ser originales e inéditos y no deben estar simultáneamente en proceso de publicación en otras revistas, compilaciones o cualquier otro medio de publicación. El contenido de las publicaciones y los enlaces sugeridos en las mismas son responsabilidad absoluta de los autores y no de la UNIVERSIDAD METROPOLITANA DE EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA (UMECIT) ni de la revista SALUTA. Están protegidos por leyes internacionales de derecho de autor al igual que los logos de UMECIT Y LA REVISTA CATHEDRA , de allí que esté totalmente prohibida su reproducción. Los derechos de autor serán de la UMECIT

Bajo una Creative Commons Attribution License los autores pueden compartir el trabajo con un reconocimiento de la autoría del trabajo y la publicación inicial en esta revista.

Referencias

Leyes
• Ley 63 del 28 de agosto del 2008, Código Procesal Penal.
• Ley 69 del 27 de diciembre de 2007 que Deroga la Ley 16 de la Policía Técnica Judicial
de Panamá.
• Ley 50 del 13 de diciembre de 2006 del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Autores
• Calvo López, Pedro (2008), Investigación Criminal y Criminalística, En el Sistema Penal Acusatorio. Tercera Edición. Editorial Temis S.A. Bogotá Colombia.
• González Moreno Rafael, (2006), Notas de un Criminalista, Tercera Edición, Editorial Porrúa.
• Grupo Iberoamericano de Trabajo en la Escena del Crimen (GITEC). (2012), Manual de
las Buenas Practicas en el Lugar de los Hechos,
• Icitap-Capri (s/f), Guía del participante análisis y procesamiento del lugar de los hechos curso “CSI”, Icitap-Capri
• Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forense, (2011) Manual de Procedimiento del Sistema de Cadena de Custodia, Primera Edición, Editorial Novo art S.A.
• Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (2020), Módulo de Bioseguridad, de la Sección de criminalística de Campo, del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.
• Ministerio Público y Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. (2020), “Protocolo De Actuación Para El Abordaje De Cadáveres De Casos Sospechosos O Confirmados De Infección Por Covid-19 Con Implicaciones Medico Legales” del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.
• Planas Vera, Néstor. (2004), Vandemecum de Criminalística (Compendio de la Policía de Paraguay).

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.